La langue — la grammaire, le vocabulaire, la syntaxe, et al — fournit la structure pour l’ensemble de mes leçons, que ce soit des leçons données à un couple qui a une maison de vacances en Thaïlande, un concepteur de la production de bijoux, une veuve déterminée à surmonter son chagrin, un inventeur, un élève de l’école secondaire qui panique ou un petit enfant qui s’est laissé convaincre à apprendre l’anglais. Le lien qui nous unit est la communication.
Español

Idioma y comunicación: otro ángulo

Por Adriana Adarve – Propietaria de Traducciones Adarve y Donnamarie Leemann – Gerente de mercadotecnia de Traducciones Adarve

Lea esta bitácora en inglés

Lisez ce blogue en français

El idioma —la gramática, el vocabulario, la sintaxis, y otros— brinda la estructura para todas mis lecciones, ya sea que dé esas lecciones a una pareja que tiene un residencia de verano en Tailandia, un diseñador de producción de joyas, una viuda decidida a vencer su dolor, un inventor, un alumno de secundaria aterrorizado o a un niño pequeño engatusado para que aprenda inglés. El lazo que nos une es la comunicación.
Idioma y comunicación

Yo doy clases de conversación en inglés. Muchos de mis alumnos desean aprender inglés por cuestiones de viaje, sociales o profesionales.

El inglés se ha convertido en el idioma internacional para viajar. En los vuelos de líneas internacionales, los pilotos y los controladores de tránsito aéreo hablan inglés, ya que este idioma es el que se habla más comúnmente en el mundo entero.

El inglés de viaje es tal vez la categoría más sencilla de las tres que necesitan mis alumnos ya que el vocabulario es limitado y específico, algunas de las frases sociales siendo lo suficientemente sencillas como para permitirles entablar amistades con sus compañeros de viaje.

El inglés estrictamente social es más difícil porque uno nunca sabe cuál podría ser el tema de una conversación casual en sociedad o adónde podría conducir dicha conversación. Además, no conocemos conoce forzosamente el contexto de vida de nuestros interlocutores, quienes, de hecho, forman parte de todos los sectores de la sociedad y tienen diferentes niveles de agudeza intelectual.

Debido a que las situaciones sociales presentan mucha flexibilidad —la gente no está gastando ni ganando dinero y tampoco está tratando de obtener renombre profesional— es más probable que cualquier error que se cometa en inglés en un contexto social sea divertido en lugar ser causa de preocupación.

El inglés profesional es aún más difícil porque cada profesión cuenta con su propio vocabulario, su propia jerga y reglas codificadas, particularmente reglas relacionadas con la palabra escrita. Muchas empresas hacen negocios en inglés, una costumbre que, desde la llegada del internet, se ha vuelto más y más común.

Poco a poco, el vocabulario y la fraseología del inglés de negocios internacional se ha ido normalizando: “Lo siguiente es…”, “sírvase encontrar adjunto…”, “esperamos su pronta respuesta”, etc. No hay temor a equivocarse si uno comienza una carta con “apreciado señor tal y tal”, pero recientemente, después de solo unos cuantos intercambios, también se usan cosas como “hola Juan” u “hola equipo de la [nombre de la empresa] para comenzar una carta. De manera similar, el cierre de las cartas que se firman con “saludos cordiales”, “lo/a saluda atentamente” y “cordialmente” mantiene la formalidad tradicional, aunque cierres menos formales, tales como “mis mejores deseos” y “en espera de sus noticias”, son cada vez más comunes.

El inglés técnico presenta el mayor de los retos. A pesar de que existen diccionarios técnicos de traducción, tanto impresos como en internet, se vuelven obsoletos, en la mayor parte, poco después de su publicación debido a que la tecnología cambia y progresa tan rápido en estos días.

Además, muchas palabras, expresiones y frases no se pueden traducir directamente ni se pueden encontrar en ningún diccionario, a pesar de lo completo que pueda ser el diccionario o de su publicación reciente. Tengo un alumno que es inventor. Él brinda licencia de algunas de sus creaciones a una empresa en Taiwán. Los fabricantes taiwaneses no hablan francés, aunque hablan inglés —de cierto modo… Este alumno traduce sus documentos técnicos en inglés, los cuales yo reviso y luego ayudo a mi alumno a presentar en inglés técnico correcto.

Hoy, la palabra “deep” (profundo, profundidad) surgió en dos contextos diferentes. Uno se trataba de la profundidad física de un parámetro que había que cambiar. Mi alumno tradujo correctamente la palabra del francés al inglés como “intensificar” para aumentar la medida a una mayor profundidad vertical.  El otro contexto tenía que ver con un cambio sorprendente e importante en el nivel de entendimiento de los resultados y el análisis de un experimento dado. Siguiendo las definiciones del diccionario, utilizó de nuevo “intensificar”, cuando una traducción más exacta hubiera sido que el análisis del experimento condujo a un cambio profundo en el nivel de entendimiento de los materiales y los procesos utilizados.

Aunque uso mis conocimientos en inglés de viaje, inglés para situaciones sociales e inglés profesional para ayudar y enseñar a mis alumnos adultos, así como diccionarios técnicos y la ayuda de profesionales en los campos técnicos para desenmarañar algunos de los significados más complejos de ciertas palabras, prefiero usar el arte y los trabajos manuales cuando enseño a los niños pequeños.
Estructura a través del idioma

Al tratar de explicar la diferencia, lo mejor que se me pudo ocurrir (lo cual, por inadecuado que pareciera, fue mejor que cualquiera de las definiciones en nuestros diccionarios) fue que, en general, en un contexto técnico, “intensificar” era una medida física, mientras que “profundizar” tenía que ver con el entendimiento intelectual.

Soy profesora de inglés de alumnos no anglófonos; por lo tanto, me interesan las palabras y sus traducciones. Mi interés principal, sin embargo, es la comunicación en sí.

Indirectamente, a través de mis alumnos, viajo a diferentes partes del mundo, aprendo sobre la concepción y el diseño de las joyas y os accesorios de moda más caros en París y Nueva York, aunque sus métodos de producción se planifican aquí mismo en mi ciudad. Brindo sugerencias y hago correcciones a los estatutos y los boletines de la organización El Derecho de Morir con Dignidad de la localidad. Un alumno nuevo se presentó para que le diera clases de inglés después de haber ingresado a la Corte Penal Internacional de la Haya. Estoy ansiosa de saber los problemas lingüísticos a los que me va a enfrentar.

Pero no solo viajo y aprendo cosas maravillosas gracias a mis alumnos; también entablo amistades fabulosas con muchos de ellos y enriquezco mis conocimientos sobre la naturaleza humana y todo lo que tiene para ofrecernos.

Estudiantes de secundaria que están desesperados por mejorar sus puntos débiles en inglés y, ocasionalmente, niños bastante pequeños cuyas familias se van a mudar a países donde se habla inglés también forman parte de esta fuente de idioma y comunicación que es mi vida.

Los niños que no saben leer o escribir tienen poco o ningún interés en aprender idiomas, aun si ya son bilingües gracias a sus padres.

Aunque uso mis conocimientos en inglés de viaje, inglés para situaciones sociales e inglés profesional para ayudar y enseñar a mis alumnos adultos, así como diccionarios técnicos y la ayuda de profesionales en los campos técnicos para desenmarañar algunos de los significados más complejos de ciertas palabras, prefiero usar el arte y los trabajos manuales cuando enseño a los niños pequeños. Les pido a los padres que les digan a sus hijos que soy excéntrica y que aunque hable francés bastante bien solo puedo enseñarles a colorear, pintar y hacer trabajos manuales en inglés.

El idioma —la gramática, el vocabulario, la sintaxis, y otros— brinda la estructura para todas mis lecciones, ya sea que dé esas lecciones a una pareja que tiene un residencia de verano en Tailandia, un diseñador de producción de joyas, una viuda decidida a vencer su dolor, un inventor, un alumno de secundaria aterrorizado o a un niño pequeño engatusado para que aprenda inglés. El lazo que nos une es la comunicación.

Las áreas de enfoque de mis alumnos son muy diferentes. El hilo común es su deseo de mejorar su capacidad de comunicación. Las lecciones que les doy me ayudan a mejorar mi propia capacidad para comunicarme, por lo menos en la medida en la que puedo ayudarles con sus aptitudes de comunicación. Me siento privilegiada de ser una profesora, de ser su profesora.

Mis mejores deseos,

Donnamarie Leemann, La Chaux-de-Fonds, Switzerland, & Adriana Adarve, Asheville, NC

 

Adriana Adarve is the owner of Adarve Translations and is fluent in three languages (English, Spanish & French), as well as pluri-cultural, multi-cultural, plurilingual and multilingual.
Adriana Adarve
Donnamarie Leemann
Donnamarie Leemann

Acerca de las autoras: Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural.  Adriana has been the editor as well as a contributor to this article. Donnamarie Leemann es una artista y escritora que ha contribuido por muchos años a la BBC de Londres, así como muchos otros foros de publicación, y colabora en hoy en día como gerente de mercadotecnia de Traducciones Adarve. Donnamarie es la autora principal de este artículo y es además una excelente profesora de ingles.

2 thoughts on “Idioma y comunicación: otro ángulo”

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s