Como caído del cielo

Por Adriana Adarve – Propietaria de Traducciones Adarve y Donnamarie Leemann – Gerente de mercadotecnia de Traducciones Adarve

Lea esta bitácora en inglés

Lisez ce blogue en français

Existen especies de monos en África que producen gritos de advertencia contra ciertos depredadores y reaccionan igualmente de manera específica cuando oyen esos gritos. La señal del “felino inmenso” hace que la manada se suba hasta las ramas más altas de los árboles, ramas que pueden soportar a un mono pequeño, pero no el peso de un felino muy grande. El grito de la “víbora traidora” les hace ponerse de pie y mirar para todos los lados buscando la víbora. Debido a que las víboras son depredadores furtivos, una vez que suena la alarma se “termina el juego” (regresaremos a la “víbora traidora” y a “se termina el juego” en bitácoras posteriores).
¡¡¡Soy muy pesado para esta rama!!!

Existen especies de monos en África que producen gritos de advertencia contra ciertos depredadores y reaccionan igualmente de manera específica cuando oyen esos gritos. La señal del “felino inmenso” hace que la manada se suba hasta las ramas más altas de los árboles, ramas que pueden soportar a un mono pequeño, pero no el peso de un felino muy grande. El grito de la “víbora traidora” les hace ponerse de pie y mirar para todos los lados buscando la víbora. Debido a que las víboras son depredadores furtivos, una vez que suena la alarma se “termina el juego” (regresaremos a la “víbora traidora” y a “se termina el juego” en bitácoras posteriores).

La razón por la que mencionamos esto en el contexto de esta bitácora es que el tercer llamado de depredador es una respuesta a depredadores aviarios que aparecen como si hubieran “caído del cielo” azul o salido “de la nada”. La respuesta de la manada de monos a los pájaros que aparecen en un cielo azul y límpido es esconderse en matorrales espesos de los cuales un depredador con alas va a tener una gran dificultad en sacarlos.

Los monos y otros animales no son los únicos que tienen que responder a eventos que se producen de repente e inesperadamente. La mayoría de las veces, los seres humanos también tienen que enfrentar situaciones inesperadas y sus efectos, tales como recibir noticias buenas o malas que no esperábamos nunca, sorpresas maravillosas que nunca pensábamos que podíamos recibir o amistades de tiempo atrás que vuelven a aparecer en nuestras vidas de manera inesperada o como si hubieran “caído del cielo” o salido “de la nada” —algo bueno o malo, dependiendo del caso. Estos eventos “caídos del cielo” o salidos “de la nada” nos toman por sorpresa y el resultado que producen podría ser un asombro total o una conmoción absoluta —algo que en realidad desearíamos que no se hubiera producido nunca.

Esta frase, este concepto de algo que sale de la nada o cae de repente del cielo es tan vieja como el tiempo mismo. En sentido figurado, es una expresión que puede tener un significado positivo o negativo, dependiendo de las circunstancias.

En sentido más pragmático, ha habido fotografías, grabaciones de video, meteorólogos y geofísicos han sostenido debates y científicos han restregado gráficos de computadora, cómputos matemáticos y proyectos de subvención en la cara de unos y otros. Todo esto para tratar de descubrir el origen de los rayos que alguna gente ha declarado que vienen como si hubieran caído del cielo azul y límpido.

Así que aquí tenemos a nuestro anciano planeta en plena acción y enviando rayos sísmicos directamente del cielo azul. Tenemos monos que están alerta a depredadores que caen como rayos del cielo azul. Tenemos tradiciones religiosas que crean vida de la nada. Tenemos científicos que tratan de analizar las causas y los mecanismos de los rayos que caen del cielo azul.
Caído del cielo…

Así que aquí tenemos a nuestro anciano planeta en plena acción y enviando rayos sísmicos directamente del cielo azul. Tenemos monos que están alerta a depredadores que caen como rayos del cielo azul. Tenemos tradiciones religiosas que crean vida de la nada. Tenemos científicos que tratan de analizar las causas y los mecanismos de los rayos que caen del cielo azul. Y tenemos conocidos o amigos de largo tiempo atrás que regresan a nuestras vidas como si hubieran salido completamente de la nada también.

En Traducciones Adarve no estamos tratando de ser cósmicos, religiosos o sentimentales. Solo estamos haciendo lo mejor que podemos para traducir el significado de palabras, conceptos y expresiones de un idioma al otro. Reconocemos que algunas veces nos desviamos hacia el concepto más profundo, pero si no entendiéramos este concepto más amplio, ¿cómo podríamos tener la posibilidad de entender los matices de las traducciones que proporcionamos diariamente?

Habiendo dicho esto, regresemos al sentido figurado de la expresión inglesa “como caído del cielo”. ¿Qué pasa cuando encontramos esta expresión en un documento que tenemos que traducir? ¿Cómo reproducimos su interpretación correcta, digamos en español o en francés?

Si los monos de los que hablamos antes hablaran español, sus gritos de alerta frente a depredadores específicos e inesperados indicarían que dichos depredadores ¡salieron de la nada (out of nowhere or out of the blue) y trataron de tomarlos por sorpresa! Si, por el contrario, lo que encontraron inesperadamente mientras paseaban agradablemente con su familia y amigos fue comida deliciosa o un árbol nuevo y más fuerte al cual treparse y en el cual divertirse, dirían simplemente que fue algo como caído del cielo (like manna from heaven). El idioma español utiliza entonces por lo menos dos expresiones diferentes para referirse a la expresión inglesa “out of the blue”.

El idioma francés tampoco se queda muy atrás del idioma español en este case. Si nuestros monos hablaran francés, no cabe duda de que dirían que los depredadores les cayeron encima sans crier gare (de la nada) —gare siendo una expresión que data del siglo XII y que significa estar alerta. El acontecimiento feliz con el que se toparon durante su caminata placentera en la sabana requiere, sin embargo una expresión más positiva en francés y se describiría como algo tombé du ciel o providentiel (caído del cielo).

Nos parece fascinante descubrir las expresiones que les hemos estado presentando durante el último par de meses como si nos hubieran caído del cielo. Nos permiten profundizar en sus orígenes y significados; nos permiten ampliar nuestros conocimientos, entender conceptos más amplios y pasarles a ustedes estos descubrimientos. También nos permiten ser mejores en lo que hacemos cada día, ser lingüistas y traductores.

No se pierda nuestra próxima expresión idiomática,

Donnamarie Leemann, La Chaux-de-Fonds, Switzerland, & Adriana Adarve, Asheville, NC

 

Adriana Adarve is the owner of Adarve Translations and is fluent in three languages (English, Spanish & French), as well as pluri-cultural, multi-cultural, plurilingual and multilingual.
Adriana Adarve
Donnamarie Leemann
Donnamarie Leemann

Acerca de las autoras: Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural.  Adriana has been the editor as well as a contributor to this article. Donnamarie Leemann es una artista y escritora que ha contribuido por muchos años a la BBC de Londres, así como muchos otros foros de publicación, y colabora en hoy en día como gerente de mercadotecnia de Traducciones Adarve.

2 Comments

Leave a Reply