Las sociedades están en movimiento constante, en cambio constante. Sin embargo, para que este cambio empiece a producirse finalmente de manera saludable —una manera que tenga en cuenta la fortuna y la elegancia que cada ser humano tiene para brindar— sería ideal si pudiéramos dejar nuestras suposiciones y presunciones de lado y nos concentráramos en obtener la historia completa.
Español

Tesoros culturales multifacéticos

Por Adriana Adarve – Propietaria de Traducciones Adarve

Read this blog in English

La mayoría de nosotros solo recibe un lado de la historia y lo acepta como si fuera la verdad universal sobre otra persona, gente en general o los muchos otros grupos y sociedades que difieren de nosotros. Todos olvidamos entonces que al obtener solamente un lado de la historia estamos desechando los tesoros culturales multifacéticos que toda la historia nos proporcionaría en realidad.
¿Es esta una sola historia?

Hace varias semanas mi amigo y asesor empresarial, Glenn Geffcken, me sugirió que viera el video TED, The Danger of a Single Story (El peligro de una sola historia). Lo vi y me pareció entretenido, profundo, muy conmovedor y revelador al mismo tiempo. Ha cambiado mi vida de muchas maneras.

Siempre me ha molestado la manera como algunas personas miran mis orígenes y valores culturales, así como aquellos de muchas otras personas que provienen de muchos lugares diferentes de este planeta. Siempre he sentido que lo hacían de manera un tanto perversa y no relacionada con el resto de nosotros. Al mismo tiempo, siempre había sentido una sensación perturbadora en mi interior que me decía que de alguna manera estas personas estaban equivocadas porque solo “veían” un lado de la historia, la parte que creían “conocer” muy bien debido a donde había obtenido sus hechos o porque eso era lo que los medios siempre mostraban. De hecho, sus conocimientos de lo que tomaban como la “verdadera parte de la historia” siempre han sido parciales y muy distorsionados.

Después de ver el video “El peligro de una sola historia” me di cuenta de que no estaba equivocada en las conclusiones que había sacado acerca del hecho que la gente solo conoce parte de la historia de otras personas. Me di cuenta igualmente de que, ya sea que me guste o no, también me tenía que incluir en el grupo de personas que solo obtienen una parte de la historia y que se vuelven parciales a causa de esta. Luego tuve que reconocer que —de nuevo, ya sea que me guste o no— este grupo de personas es en realidad la gran mayoría de los seres humanos que viven en el planeta.

La mayoría de nosotros solo recibe un lado de la historia y lo acepta como si fuera la verdad universal sobre otra persona, gente en general o los muchos otros grupos y sociedades que difieren de nosotros. Todos olvidamos entonces que al obtener solamente un lado de la historia estamos desechando los tesoros culturales multifacéticos que toda la historia nos proporcionaría en realidad.

Estos tesoros culturales multifacéticos provienen de las diferentes experiencias de vida y las situaciones variadas que moldean quiénes somos y cómo reaccionamos ante las cosas. Desafortunadamente, la mayoría de nosotros desea aplicar lo que es individualmente cierto en nuestras vidas y entornos al resto de la humanidad, o de manera más cercana, a lo que llamamos nuestras comunidades. Hacemos suposiciones y presunciones de cómo deben ser las cosas sociales y cuando no se pueden aplicar estas suposiciones o presunciones, o cuando quienes desean formar parte de nuestras presuntas comunidades las “rechazan”, empezamos a ponerles etiquetas y a dejarlos de lado de muchas maneras indiscriminadas.

Las sociedades están en movimiento constante, en cambio constante. Sin embargo, para que este cambio empiece a producirse finalmente de manera saludable —una manera que tenga en cuenta la fortuna y la elegancia que cada ser humano tiene para brindar— sería ideal si pudiéramos dejar nuestras suposiciones y presunciones de lado y nos concentráramos en obtener la historia completa.
La historia multifacética…

La verdad es que las sociedades están en movimiento constante, en cambio constante. Sin embargo, para que este cambio empiece a producirse finalmente de manera saludable —una manera que tenga en cuenta la fortuna y la elegancia que cada ser humano tiene para brindar— sería ideal si pudiéramos dejar nuestras suposiciones y presunciones de lado y nos concentráramos en obtener la historia completa, los dos lados o las múltiples facetas de la gente con quien interactuamos y los tesoros que todos tenemos para brindarnos.

Para mencionar un solo ejemplo en mi línea de trabajo, creo que sería un gran paso hacia adelante si todos dejáramos de pensar en los motivos negativos que cualquier persona que viva en nuestra comunidad “pudiera tener como para no hacer el esfuerzo de hablar nuestro idioma”. Tenemos tendencia a ver esto como una falta de esfuerzo o deseo por parte de la persona para integrarse a nosotros o a nuestra manera de vivir. Luego pienso, ¿qué pasaría si buscáramos la manera de comunicarnos con esta persona y preguntarle realmente su verdadero motivo para no hablar nuestro idioma? ¿Qué pasaría si desecháramos nuestro lado preconcebido de la historia y en realidad buscáramos conocer sus otros lados?

¿Qué pasaría si todos decidiéramos descartar nuestra inclinación por un solo lado de la historia y nos abriéramos a los tesoros multiculturales que las historias multifacéticas traen consigo?

Pienso honestamente que la humanidad sería más feliz, más rica e infinitamente mejor equilibrada.

¿Qué piensa usted?

Adriana Adarve, Asheville, NC

 

Adriana Adarve is the owner of Adarve Translations and is fluent in three languages (English, Spanish & French), as well as pluri-cultural, multi-cultural, plurilingual and multilingual.
Adriana Adarve

Acerca de la autora: Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural.

1 thought on “Tesoros culturales multifacéticos”

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s