Traducción con conciencia en nuestros corazones porque, sin importar cómo lo veamos, las diferentes culturas e idiomas enriquecerán siempre nuestras vidas y las transformarán de manera positiva.
Español, Uncategorized

Con consciencia en nuestros corazones

Por Adriana Adarve – Propietaria de Traducciones Adarve

Read this blog in English

Así que estoy muy agradecida de que a pesar de que no existen meses de concienciación sobre “la cultura, el idioma y los inmigrantes”, aún tengo el honor de dar una mano a quienes no hablan los idiomas de este país, pero que todavía necesitan, sin duda más que el resto de nosotros, entender lo que está pasando a su alrededor, lo que les dicen y cómo se los dicen. Es un grano de arena en un desierto inmenso, pero es un grano de arena que definitivamente marca una diferencia enorme.

Para algunas personas en este país, cada mes del año parece ser un mes nacional de concienciación sobre algo. Por ejemplo, enero es el mes de concienciación nacional sobre cinco enfermedades.

Sin negar que estas causas de concienciación sean importantes para la mayoría de nosotros, no puedo dejar de preguntarme si durante estos meses celebrados a nivel nacional también nos detenemos a pensar en las personas para quienes estas causas podrían no significar nada.

Pero, ¿por qué no significarían nada? ¿Acaso no son importantes para cada uno de nosotros? Es indiscutible que lo son. No obstante, estas causas podrían pasar a un segundo o incluso tercer plano para las personas cuyas tribulaciones son más importantes o urgentes en un momento dado.

Durante el último par de meses he recibido una cantidad increíble de pedidos de traducciones en idiomas para los cuales no tenía mucha demanda antes. Tan encantada como he estado de responder a los pedidos, no puedo dejar de preguntarme acerca del cambio en la dirección que la demanda de idiomas ha estado tomando.

Tan sencillo como pudiera parecer, este cambio en demanda viene de nuestro corazón o está impulsado por alguna política del gobierno que fuerza a los proveedores a satisfacer algún requisito por razones de cumplimiento normativo.

Elijo creer en la bondad del espíritu humano. Elijo creer que gracias a la bondad de nuestro corazón y gracias al aumento de nuestra concienciación sobre los valores extraordinarios de la raza humana, sentimos más deseo de ayudar a los demás cuyas diferencias se basan únicamente en la cultura y el idioma.

No existe un mes “internacional”, ni siquiera “nacional”, de concienciación sobre las personas a nuestro alrededor que tienen una cultura y un idioma diferentes. ¿A qué se debe esto? ¿Se debe a que sabemos que, efectivamente, fuera de nuestras fronteras existen muchos idiomas y culturas diferentes? ¿O se debe a que estamos tan profundamente conscientes de estas diferencias fuera de nuestras fronteras que no parecen tener —o no deseamos que tengan— ningún impacto en nosotros siempre y cuando permanezcan fuera de nuestras fronteras?

Creo que, sin importar cómo lo veamos, las diferentes culturas e idiomas transformarán siempre nuestras vidas. También creo que esta transformación es definitivamente positiva, ya que siempre enriquecerá nuestras vidas.

Hace un par de días terminé de leer un libro basado en la historia real de una familia de un grupo específico de inmigrantes que empezó a venir este país hace casi siglo y medio. Sus comienzos aquí no fueron nada fáciles, especialmente debido a que su migración estuvo forzada por circunstancias fuera de sus manos y deseos.

A pesar de que vivir en otro país brinda a muchas personas la oportunidad de continuar viviendo, también les hace añorar su vida anterior, la familia que probablemente se vieron forzados a dejar atrás y el país que llaman suyo; el lugar al que sienten que realmente pertenecen, el lugar que los hizo lo que son, sienten, piensan y sueñan.

Para el corazón humano no hay nada que se pueda comparar a lo que llamamos hogar; nada que se pueda comparar con nuestra sensación de seguridad y calor allí, donde nuestras raíces “brotaron”, donde nació nuestro corazón. Sin embargo, cuando algunos deben huir del lugar al que sienten que pertenecen, el lugar que les hace sentir enteros y llenos de sueños y fortaleza para el futuro, y empezar una nueva vida en un lugar en el que se sienten a la deriva e inseguros de lo que la vida y el futuro les depara, mi sentido personal de amor y compromiso es ayudarles tanto como me sea posible.

Así que estoy muy agradecida de que a pesar de que no existen meses de concienciación sobre “la cultura, el idioma y los inmigrantes”, aún tengo el honor de dar una mano a quienes no hablan los idiomas de este país, pero que todavía necesitan, sin duda más que el resto de nosotros, entender lo que está pasando a su alrededor, lo que les dicen y cómo se los dicen.

Es un grano de arena en un desierto inmenso, pero es un grano de arena que definitivamente marca una diferencia enorme.

Hasta pronto,

Adriana Adarve, Asheville, NC

 

Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural.
Adriana Adarve

Acerca de la autora: Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural.

1 thought on “Con consciencia en nuestros corazones”

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s