Cuando aprendemos, dominamos y usamos el arte de la aceptación nos abrimos a un mundo de descubrimiento y mayor aprendizaje; un mundo de interacción humana que nos permite disfrutar de toda la gama de la experiencia humana que tenemos a nuestra disposición. La aceptación es una palabra positive que nos permite mantener nuestras mentes y nuestro corazón abiertos para llenarlos de conocimientos nuevos, vivencias, gente y circunstancias que solo pueden ampliar nuestra vida.
Español

¿Deberíamos aceptar o simplemente tolerar?

Por Adriana Adarve – Propietaria de Traducciones Adarve

Read this blog in English

Cuando aprendemos, dominamos y usamos el arte de la aceptación nos abrimos a un mundo de descubrimiento y mayor aprendizaje; un mundo de interacción humana que nos permite disfrutar de toda la gama de la experiencia humana que tenemos a nuestra disposición. La aceptación es una palabra positive que nos permite mantener nuestras mentes y nuestro corazón abiertos para llenarlos de conocimientos nuevos, vivencias, gente y circunstancias que solo pueden ampliar nuestra vida.

No deja de parecerme interesante cuando los seres humanos confunden ciertos términos y los usan indistintamente como si de hecho fueran sinónimos. Desde un punto de vista estrictamente literario, este podría ser muchas veces el caso. Sin embargo, al verdadero nivel humano, valioso e importante, no siempre es el caso.

Tomemos por ejemplo la tolerancia y la aceptación.

La tolerancia, según la definición del diccionario Oxford, es “la capacidad o el deseo de tolerar —soportar— la existencia, la incidencia o la práctica de cosas, opiniones o comportamientos que a no nos gustan o con los que no estamos de acuerdo,  sin interferir con ellos o ejerciendo auto control”.

La aceptación, según la definición del diccionario Oxford, es “el proceso o hecho por el que se recibe algo como adecuado, válido o apropiado”. Otra definición en el mismo diccionario es “estar de acuerdo con o creer en una idea o explicación”.

Centrándome más en el aspecto humano de nuestra existencia, me parece que la aceptación es una palabra más apropiada que la tolerancia, sabiendo que el ‘aspecto humano’ significa las creencias, los sueños y las acciones, para nombrar solo unas cuantas, de las diferentes personas de una sociedad sana.

Por ejemplo, me parece que es mejor y más gratificante aprender a aceptar que todos somos personas con ideas y maneras diferentes de hacer las cosas; valores y formas diferentes de ver la vida; sueños diferentes y distintas maneras de hacer que se conviertan en realidad. Es mejor aprender a aceptar que todos tenemos diferentes maneras de expresarnos y de llevar nuestras vidas; mientras que reconocemos a la vez que, en el fondo, todos somos iguales, en el sentido de todos buscamos exactamente lo mismo: vivir una vida feliz y gratificante.

Decir que ‘tenemos que tolerar’ a ciertas personas y sus maneras distintas de llevar sus vidas —o de expresar sus creencias sueños y deseos— es equivalente a decirles, “no me gustan ustedes ni su manera de ser, pero voy a soportar o sufrir su presencia con resignación”.

Qué tan desagradable, ¿cierto? Es bastante molesto escuchar a alguien decir cosas como estas, pero aún así, eso es exactamente lo que expresa la palabra ‘tolerancia’.

Un enfoque más cálido y acogedor es el que dice, “es posible que no entienda todo lo que usted hace o cómo lo hace; es posible que no entienda sus creencias y costumbres; pero estoy dispuesto/a a aceptar que somos diferentes y que hacemos las cosas de maneras diferentes”.

¿No muestra este enfoque bondad y respeto en lugar de simplemente condescendencia con resignación?

Cuando aprendemos, dominamos y usamos el arte de la aceptación nos abrimos a un mundo de descubrimiento y mayor aprendizaje; un mundo de interacción humana que nos permite disfrutar de toda la gama de la experiencia humana que tenemos a nuestra disposición. La aceptación es una palabra positive que nos permite mantener nuestras mentes y nuestro corazón abiertos para llenarlos de conocimientos nuevos, vivencias, gente y circunstancias que solo pueden ampliar nuestra vida.

Por supuesto, es posible que no siempre estemos dispuestos a aceptar y asimilar todas las creencias y el estilo de vida de una persona en nuestra vida, pero el simple acto de acoger el hecho de que otra persona tiene creencias diferentes a las nuestras, y que es perfectamente correcto que sea así, nos muestra —a todos— un mundo mejor y más valioso.

Cuando practicamos simplemente la tolerancia nuestro mundo permanece restringido a lo que ya conocemos, lo que nos es familiar y cómodo, pero la posibilidad de conocimientos y descubrimientos nuevos que ampliarían nuestros horizontes y nuestras vidas sigue siendo limitada.

Deseándoles que sobrepasen la tolerancia y acojan la aceptación,

Adriana Adarve, Asheville, NC

 

Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural. Adriana Adarve

Acerca de la autora: Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de ser pluricultural, multicultural, plurilingüe y multilingüe.

1 thought on “¿Deberíamos aceptar o simplemente tolerar?”

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s