Traductores: trabajar con agencias y clientes directos

Read this blog in English

A pesar de que le mercado de la traducción ha evolucionado constantemente gracias a la globalización, profesionalización y especialización, y aunque muchas agencias y clientes directos requieren que los traductores cuenten con una cierta cantidad de experiencia antes de contratar sus servicios, la competencia no ha desaparecido. De hecho, solo ha aumentado y sigue aumentado cada día.

A pesar de que esto pudiera parecer desmoralizante a los traductores nuevos, es prudente recordar que mucha gente toma esta profesión cada año. Para aumentar sus posibilidades de ingresar en el mercado de la traducción, aquí le presentamos algunos consejos sobre cómo trabajar con agencias de traducción y clientes directos, ya sea que usted los contacte para ofrecerles sus servicios o que sean ellos quienes inician el contacto.

Infórmese sobre su cliente

¡Así es! Ya sea que trabaje con una agencia de traducción o con un cliente directo, usted es el/la proveedor/a y ellos son sus clientes. Por consiguiente, es altamente recomendable que haga su tarea y descubra quiénes son realmente. Averigüe dónde están ubicados, asegúrese de que tienen un sitio web profesional y de que no usan direcciones gratuitas de correo electrónico. Pida referencias y descubra qué tan fiables son, si tratan bien (o no) a sus proveedores, cuáles son sus protocolos de pago, si respectan los términos de sus proveedores, etc.

Cumpla con su parte y sea profesional

Envíe su hoja de vida. Asegúrese de que está al día y que contiene información sobre su educación como traductor/a, sus años de experiencia y sus especializaciones; asegúrese también de que está escrita en el idioma materno de su cliente. El hecho de que un cliente esté buscando traductores en otro idioma no significa necesariamente que hable dicho idioma, ¿verdad? Por lo tanto, haga que le sea fácil leerla.

Indique claramente su par de idiomas

Recuerde que los traductores profesionales deben trabajar en su idioma materno. A pesar de que es cierto que algunas personas tienen dos idiomas maternos, la verdad es que es sospechoso cuando los traductores indican hablar más de dos idiomas maternos. Haga que le sea fácil a su cliente prospectivo saber cuál es su combinación de idiomas escribiéndolo en la línea de asunto de su correo electrónico, así como en el cuerpo del mismo.

Informe sus tarifas a sus clientes prospectivos

Tenga tarifas específicas de traducción y revisión, Asegúrese de que son justas y de acuerdo con la industria y su país de residencia. No desvalorice su trabajo y reputación de traductor/a profesional cobrando por debajo de las tarifas estándar, solo para obtener el trabajo. Asimismo, no permita a los clientes degradar su trabajo aceptando su solicitud de rebajar sus tarifas. Si un cliente no puede aceptar el valor de su trabajo, ¡definitivamente no vale la pena tenerlo como cliente!

Limite su lista de especializaciones

No es sensato proyectarse como “hábil en todo”. Una o dos especializaciones bien definidas le darán una mejor oportunidad de proyectarse como experto/a en el tema. Recuerde, los clientes están buscando expertos a los que puedan valorar y con quienes puedan tener una relación duradera, no aficionados cuyos servicios no pueden cumplir con sus altas normas de calidad.

Establezca sus propios términos de pago

Durante el primer contacto, explique al cliente —agencia o cliente directo— sus términos de pago y sea cortés, pero firme al respecto. Recuerde, usted es el/al proveedor/a del cliente, no su empleado/a, lo que significa que es usted, no el comprador o cliente, quien establece los términos de pago. Infórmele que los pagos atrasados incurren cargos por mora, los cuales usted no dudará en cobrar.

Solicite siempre un acuerdo de pago formado que se base en sus términos, no los de su cliente. En caso de que se rehúse a firmar este acuerdo, no pierda tiempo en tratar de trabajar con este cliente. Pase al siguiente ya que este no es serio ni confiable.

¡Descargue su lista de verificación para trabajar con agencias y clientes directos y agilice su proceso de solicitud de trabajo como traductor independiente!

Tenga cuidado con quienes pagan tarde

Si un cliente directo no le paga a tiempo, no es posible considerarlo lo suficientemente profesional como para continuar trabajando con él. Use cualquier método legal que tenga a su disposición para recuperar el dinero que le debe —incluyendo interés por mora— y deje de ser su proveedor/a. No merece su tiempo ni su experiencia.

Si una agencia de traducción no le paga a tiempo, solo puede significar que no son profesionales y que sus protocolos de gestión dejan mucho a desear. En caso de que decida tratar de trabajar con ellos de nuevo después de que le han pagado la cantidad en mora, asegúrese de pedir por anticipado para todo proyecto futuro que deseen asignarle. Si están de acuerdo con este tipo de pago, empiece a trabajar en el proyecto nuevo SOLO después de haber recibido su pago anticipado. Si se rehúsan a hacer pagos por anticipado, deje de trabajar con ellos definitivamente; no valen la pena que gaste su tiempo, haga esfuerzos ni comparta su experiencia con ellos.

Obtenga siempre del cliente una orden de compra firmada

La orden de compra debe contener todas las especificaciones del proyecto, tales como:

  • combinación de idiomas solicitada
  • conteo de palabras
  • fecha de entrega
  • instrucciones especiales
  • tarifa por palabra; la traducción se factura por lo general en base a la cantidad de palabras de origen, no de palabras de destino (asegúrese de indicar esto claramente)
  • formato y método de entrega
  • términos de pago
  • método de pago

Algunas veces y en ciertos lugares, una confirmación escrita, por fax o correo electrónico, podría ser suficiente, pero siempre es preferible recibir una orden de compra formal. NO empiece la traducción antes de recibir la orden de compra que necesita.

¿Su cliente le pide exige firmar un contrato?

Léalo cuidadosamente y no lo firme si se le presenta alguna duda, por más mínima que sea. NO firme ningún contrato que indique que se le pagará al traductor una vez que la agencia reciba pago por parte de su cliente. Esta cláusula va en contra del derecho contractual, ya que el contrato que la agencia tiene con su cliente es completamente independiente y no tiene nada que ver con el contrato que ellos, como agencia, desean firmar con usted. Ya sea que la agencia reciba pago por parte de su cliente o no, es algo que no le concierne a usted. Según el derecho contractual, la agencia aún tiene que pagarle a usted, el/la traductor/a.

Capacidad de traducción

Sea honesto/a sobre la cantidad de palabras que puede traducir normalmente en un día. No acepte volúmenes de trabajo que no pueda manejar fácilmente en un tiempo específico. No solo es estresante para usted, sino que también es deshonesto y pone en peligro la calidad del producto final y su reputación.

Oriente a su cliente

Eduque a sus clientes en cuanto a lo que conlleva realmente la traducción. No es en lo absoluto el intercambio de palabras de un idioma al otro; requiere creatividad, conocimientos, investigación y experiencia en el tema. El traductor es un redactor creativo, un autor capacitado, no solo alguien que intercambia palabras aquí y allá. Como tal, un documento que toma tiempo escribir correctamente en el idioma de origen también requiere de la cantidad de tiempo apropiada para traducirlo fielmente y a altos estándares.

Tenga cuidado con clientes falsos

Hay que considerar como sospechosas, y evitarlas como si fueran una plaga, a las agencias que le contactan, o que publican trabajos en internet, sin dar información sobre su negocio, o a los “clientes” que le contactan por medio de direcciones de correo electrónico gratuitas en lugar de direcciones profesionales que contienen el nombre de su empresa. La mayoría de las veces su objetivo es obtener traducciones sin pagarle un solo centavo o recopilar sus datos —tarifas y metodología de trabajo— para medir la competencia y establecer su metodología de trabajo en base a la suya, así como tarifas más bajas que las suyas. También puede ser una manera de robarle la identidad al traductor para estafar a clientes ingenuos.

Con respecto a SUS referencias

No dé nunca referencias sin solicitar primero la autorización previa y apropiada a la persona que desea usar como referencia. Dar referencias sin pedir la autorización adecuada viola los dogmas legales y éticos de la privacidad de la información, lo cual es punible por la ley.

Otras cosas a tener en cuenta:

  1. Cobre un anticipo o un pago inicial de 25 o 50% para proyectos grandes. Una alternativa es pedir que le paguen por etapas a medida que el proyecto avanza.
  2. No dude en cobrar por anticipado a los clientes nuevos. Siempre pueden empezar a pagar de acuerdo a sus términos de pago una vez que se hayan ganado su confianza como clientes fiables.
  3. Tenga cuidado con clientes que le pidan comprar software especial para poder trabajar con ellos. Podrían ser vendedores telefónicos o representantes de ventas que tratan de venderle software del que nadie ha oído hablar antes.
  4. Evite a toda costa aceptar trabajo sin verlo antes. Muchas “agencias” deshonestas usan el truco del “último minuto, viernes al final del día” para enviar trabajo “urgente” a traductores inocentes y luego desaparecen sin dejar huellas y sin intención alguna de pagarle.
  5. Cobre de 25 a 30% extra con respecto a su tarifa normal en caso de trabajo de fin de semana.
  6. No permita que las agencias ni los directores de proyectos le traten como si usted fuera menos que ellos. Usted es un/a traductor/a, un/a profesional; usted representa a su propio negocio y le deben tratar con respeto y dignidad.

Sea siempre profesional y dé lo mejor de sí mismo/a para garantizar una actividad continua entregando los proyectos a tiempo o antes de tiempo.

¡Descargue su lista de verificación para trabajar con agencias y clientes directos y agilice su proceso de solicitud de trabajo como traductor independiente!

Mis mejores deseos,

Adriana Adarve, Asheville, NC

 

Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural. Adriana Adarve

Acerca de la autora: Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de ser pluricultural, multicultural, plurilingüe y multilingüe.

1 Comment

Leave a Reply