¿Qué significa ser un ciudadano de un idioma? Y… ¿qué significa tener uno, dos o más idiomas maternos?
El mundo de la traducción, Español

Ser un ciudadano del idioma

Adriana Adarve – Propietaria de Traducciones Adarve

Artículo interesante que nos ayuda a todos a mantener una cierta perspectiva sobre las discusiones interminables sobre el tema del “idioma materno”. Este artículo fue escrito originalmente por Reed James, un facilitador del idioma inglés y experto en negocios y leyes, quien me ha autorizado a publicarlo aquí para que todos ustedes lo disfruten. 🙂

Read this blog in English

¿Qué significa ser un ciudadano de un idioma? Y… ¿qué significa tener uno, dos o más idiomas maternos?

¿Cómo se puede ser ciudadano de un idioma?

A primera vista, esto podría no tener ningún sentido en lo absoluto. Sin embargo, me voy a esforzar en explicarle este concepto. Primero, necesitamos entender el significado de la palabra ciudadano. El diccionario conciso inglés de Oxford contiene dos significados:

  1. Una persona legalmente reconocida o nacional de un estado o comunidad, ya sea natural o naturalizado: un ciudadano polaco.
  2. Un habitante de una población o ciudad en particular: los ciudadanos de Los Ángeles.

Luego tenemos las secuencias de palabras, tales como “buen ciudadano”, “ciudadano estimado” y “ciudadano modelo”. Con estos tres últimos ejemplos, parecería que no basta con ser reconocido por escrito como nacional de un estado o residente o habitante de una ciudad. En otras palabras, también hay responsabilidades que deben cumplirse, así como un sentido del deber para lograr la verdadera ciudadanía. Por lo tanto, este es el punto en el que la responsabilidad moral reemplaza el estado legal. Es en este contexto en el que deseo presentarles el término que acuñé: ciudadano del idioma.

Tenga en cuenta que cualquier definición que interprete una persona individual casi siempre se puede refutar, total o parcialmente. Tomé este factor en cuenta cuando inventé el término, como lo hago ahora, al escribir este ensayo. Se me ocurrió el término ciudadano del idioma al leer foros en ProZ sobre el significado de hablante nativo. Casi cada vez que el término aparece en ese sitio, hay discusiones acaloradas, y casi siempre hay traductores que dicen tener más de un idioma materno; además, estrechamente relacionados con este tema están quienes presentan el argumento de que no es cierto que los traductores solo deben traducir en su idioma materno. Más allá de mi opinión sobre este tema, creo que es justo hablar de lo que significa saber un idioma. ¿Sabe inglés lo suficiente bien si nace y crece en los Estados Unidos y no sabe otro idioma? ¿No podría considerarse que domine mejor o peor el idioma que otras personas que hablan su idioma, aunque no este no sea su idioma materno? ¿Qué pasa si usted habla inglés (reemplace el inglés con el idioma que usted habla como su idioma materno o el idioma con el que más cómodo se sienta) como segundo idioma o idioma extranjero, pero lo sabe y domina mejor que el hablante nativo promedio de Inglés? De hecho, si tuviera una conversación con una persona promedio, podría dejarla desconcertada tanto con los términos que usa como con el tema (aunque hable, evidentemente, con un acento extranjero).

En mi opinión, al igual que con la mayoría de las disciplinas de la vida humana, especialmente si incluyen a otras personas, hay tres factores a tener en cuenta: niveles, privilegios y responsabilidades. Hay claramente diferentes niveles de dominio, vocabulario y comunicación de conocimientos. Ahora, saber más o menos no significa necesariamente que una persona sea mejor que otra. Menciono esto, y cada otra comparación, como un marcador, una manera de comparar los lazos dentro de un marco de mi término y los conceptos que lo acompañan.

Voy a usar un reino como analogía: hay cuatro grupos básicos de personas aquí: el rey y la reina están en la parte superior. Ellos usan un tipo especial de lenguaje, como el real “nosotros”, y están expuestos al estilo de vida más exclusivo que se pueda imaginar. Esto significa que no están necesariamente familiarizados con todos los hábitos, costumbres y lenguaje utilizados por los otros grupos en el reino. Luego viene la nobleza y los cortesanos. Por supuesto, son privilegiados, pero no tan privilegiados como el rey y su familia. Su lenguaje es elocuente, pero no tan sofisticado como el del rey y la reina.

A continuación está la clase mercantil. Sus miembros son exitosos en su mayoría, pero no son necesariamente los más educados. Su especialidad es la compra y venta de bienes. Por lo tanto, el lenguaje que usan y saben es el del comercio y las finanzas. Para dar un solo ejemplo, los comerciantes, dependiendo de su campo de negocios, pueden estar familiarizados con los diferentes tipos de tela que se utilizan en la fabricación de bufandas, así como con todos los nombres y denominaciones de la moneda. Las personas que están en el extremo más bajo de la sociedad en una monarquía son los campesinos o sirvientes. Están siempre en deuda con el rey y no tienen acceso a la educación ni a las comodidades de la vida. Pasan la vida trabajando, esforzándose por sobrevivir. Sin embargo, tienen sus propios conocimientos, lenguaje y forma de hablar de los cuales los grupos de personas que están a nivel más alto no son conscientes o desprecian.

Ahora, quiero que imagine por un momento que es un visitante del futuro al reino que mencioné anteriormente, así que entra en esa máquina del tiempo o, si lo prefiere, salta sobre esa alfombra mágica. Debo mencionar que el idioma oficial de este reino no es su idioma materno. Estoy suponiendo que usted es una “persona que habla idiomas” y que sabe razonablemente bien el idioma que se habla en este reino. Tiene conocimientos de la gramática y puede leerlo y escribirlo hasta cierto punto.

Su tarea es interactuar con los cuatro grupos. Tenga en cuenta que no siempre comprenderá los códigos o la intención detrás de lo que se dice en cada grupo, ya que cada grupo tendrá invariablemente su propio estilo de hablar. Con esto me refiero a pronunciación, gestos, volumen y tono, refranes y lógica. Dependiendo de quién sea usted y de su personalidad, pienso que le será más fácil comunicarse con algunos grupos que con otros. Si tuviera una audiencia con el rey, él sería el que dirigiría la conversación y usted sería el que escucharía y haría la reverencia. Es posible que entienda algunas palabras, las cuales sería probablemente palabras de reverencia, pero nunca estaría al mismo nivel del rey. Imagino que las cosas son parecidas con los cortesanos, aunque es posible que le inviten a sus casas. Tal vez tenga conocimientos o información que les pudiera interesar, tales como una propuesta o algo que les pudiera ser de utilidad para salir adelante.

Dado que los comerciantes viven para ganar dinero con sus negocios, la mayor y mejor comunicación que tendría con ellos sería si quisiera comprarles o venderles algo. Esta sería definitivamente una relación de necesidades y ventajas. Con ellos, usted podría aprender mucho sobre el lenguaje de las negociaciones, los nombres de los diferentes tipos de bienes que venden y, de nuevo, dependiendo de dónde venga usted y de su personalidad, podría cultivar destrezas de conversación.

La interacción con los campesinos o los sirvientes podría ser un poco más impredecible. Algunos de ellos podrían ser valientes y hablar con usted, el extranjero curioso. Otros podrían ser tímidos o sentirse abrumados por usted y su posición en la vida. Por otro lado, hay otros que podrían ser abruptos y descorteses con usted a causa de algún resentimiento. Es posible que usted obtenga mejores resultados si actúa de manera humilde y trata de entender el mundo de ellos. Es posible que le fuera más difícil entender la manera de hablar de ellos que, digamos, la de los comerciantes. Tal vez tenga que hacer un mayor esfuerzo y pasar más tiempo con ellos para aprender los códigos que utilizan.

Cuánto sabe de un idioma extranjero tiene mucho que ver con la exposición al mismo. Si, por casualidad, se encuentra con una persona de cualquiera de estas clases que habla su idioma e interpreta todo por usted, es posible que le preste servicio a corto plazo, pero perjudicará sin lugar a duda su aprendizaje de ese idioma y le aislaría de la esencia del lugar que usted eligió visitar. Esto no quiere decir, sin embargo, que no se puedan establecer paralelos entre su idioma materno y el que aspira aprender. Esto puede ser muy instructivo, ya que verá lo que es similar y diferente en su nuevo idioma en comparación con su idioma materno.

Recuerde solamente, todo el mundo tiene algo que contribuir a sus conocimientos, y nunca se sabe quién será esta persona. Usted, como extranjero, probablemente nunca dominará completamente el idioma o la cultura. Piense en esto como si fuera un rompecabezas que ha armado, pero del cual no tiene todas las piezas. Aunque esto no debería disuadirle. Creo que si uno esfuerza por ser perfecto en la vida, nunca alcanzará su meta. Hay un cierto nivel, por supuesto, que debe alcanzar o por el cual se debe esforzarse, pero no piense nunca que lo va a hablar realmente como si fuera su idioma materno. De hecho, el ser extranjero, su manera de hablar y su acento le deben distinguir en lugar de perjudicarle. Las personas son curiosas por naturaleza y cuando escuchan en su voz que es extranjero, hacen más preguntas y, si tienen una noción (positiva) preconcebida sobre su país de origen, como la gente acerca de los Estados Unidos, pueden incluso admirarlo por ser quien es.

¡Despierte ahora de su viaje de ensueño al reino!

Al igual que con su visita al reino, cuando visita un país extranjero y aprende una palabra, una frase o un dicho, preste atención a quién lo dice y en qué contexto. No solo eso, no dependa de una sola fuente. Dado que hay diferentes subculturas dentro de una cultura y diferentes comunidades que, aunque hablen el mismo idioma, lo utilizan de manera diferente, tiene que identificarse con un cierto grupo o comunidad en aras de coherencia y del uso adecuado del lenguaje.

Lo que hice, cuando aprendí español en Costa Rica cuando era adolescente, fue mantener un cuaderno con palabras y frases nuevas y sus significados. Entonces escuchaba a diferentes personas decir estas palabras o frases o simplemente les preguntaba sobre lo que había oído en diferentes lugares; mi número mágico era el tres. Si escuchaba a tres personas diferentes que usaban la misma palabra o expresión de la misma manera o daban más o menos la misma definición, entonces la declaraba como parte de mi vocabulario en español.

Otro ejercicio que vale la pena es aprender lo que es coloquial y lo que es formal. Lo que hago, y lo hago hasta el día de hoy, es elegir una figura nacional, tal vez un político, un portavoz, un empresario o simplemente alguien que considero que habla bien. Luego estudio lo que esta persona dice y busco más tarde las palabras que no conozco. Aunque es mala idea copiar a las personas textualmente, porque uno solo es uno y ellos son ellos, trato por lo menos de emular el tono y algunas de las palabras y expresiones que él o ella usa.

Ya que usted es realmente un extranjero, puesto que fue de visita al reino, usted no va a utilizar todas las expresiones y el argot de la manera que lo haría en su propio idioma. A menos que sea bilingüe desde el nacimiento, no ha tenido la misma cantidad de horas para aprender el lenguaje coloquial y probablemente no aprenderá todo lo que un hablante nativo de su segunda idioma o idioma extranjero sabe. Lo que debería hacer entonces, es elegir qué palabras del argot va a utilizar. Probablemente va a necesitar usar el argot para que le incluyan en grupos sociales. Sin duda querrá usar el equivalente de la palabra “genial” en el otro idioma, pero debe tener cuidado con el argot que es inapropiado en ciertas situaciones. Existe la posibilidad de que alguien se ría o se moleste con usted. De hecho, parte de ser un ciudadano del lengua es saber qué lenguaje utilizar y qué lenguaje declarar como fuera de los límites.

Si aún no es un ciudadano del idioma, ¿cuál es tu estado? ¿Está en la etapa en la que está tomando pequeños pasos o ha solicitado su pasaporte? Antes de cerrar, tengo una pregunta para usted:

¿Dónde se imagina que va a estar en 20 años? Como es posible que ya sepa, aprender un idioma es una labor de toda la vida. Aunque ya lo he explicado anteriormente, nunca alcanzará el punto en el que será verdaderamente un hablante nativo, y por lo tanto, un ciudadano nato de un idioma, pero aprenderá a adaptarse, a integrarse y a sentir verdaderamente que su nuevo idioma es como una segunda piel, tan natural y especial como la suya.

¿Está listo para embarcarse en este viaje que le llevará a un país nuevo, una nueva cultura y, si así lo desea, una ciudadanía nueva? Se necesita un alma audaz para hacerlo. Una vez que asuma un nuevo papel en la vida, tendrá que abandonar algo. Así que la pregunta es: ¿cree que lo que ganará superará lo que tiene que dejar de lado? Yo, como ciudadano del idioma español, y particularmente del español chileno, estoy orgulloso de lo que soy, orgulloso de lo que he hecho. Ha sido una experiencia gratificante, por decir lo menos. Este artículo intenta explicar lo que significa ser verdaderamente diestro en un segundo idioma o un idioma extranjero y los pasos para lograr este objetivo.

Mis mejores deseos,

Adriana Adarve, Asheville, NC

 

Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de tener conocimientos básicos e intermedios de tres idiomas más, alemán, italiano y portugués. Además de ser poliglota, Adriana Adarve también es pluricultural y multicultural.Adriana Adarve es la propietaria de Traducciones Adarve y habla tres idiomas a la perfección (inglés, español y francés), además de ser pluricultural, multicultural, plurilingüe y multilingüe. Adriana Adarve ha publicado este artículo con permiso de Reed James.

Reed James, el autor original de este artículo, es un facilitator del idioma inglés, así como experto en negocios y leyes. Descubra más acerca de Reed James en www.reed-james.com/blog.

1 thought on “Ser un ciudadano del idioma”

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s